Heródoto. Historias I, 133

Heródoto (Ἡρόδοτος; 484 a. C.- 425 a. C.)

Texto Perseus. “Costumbres de los persas: fiestas de cumpleaños; discusión de temas importantes estando sobrios y embriagados»

[Hdt. 1.133.1] ἡμέρην δὲ ἁπασέων μάλιστα ἐκείνην τιμᾶν νομίζουσι τῇ ἕκαστος ἐγένετο. ἐν ταύτῃ δὲ πλέω δαῖτα τῶν ἀλλέων δικαιεῦσι προτίθεσθαι: ἐν τῇ οἱ εὐδαίμονες αὐτῶν βοῦν καὶ ἵππον καὶ κάμηλον καὶ ὄνον προτιθέαται ὅλους ὀπτοὺς ἐν καμίνοισι, οἱ δὲ πένητες αὐτῶν τὰ λεπτὰ τῶν προβάτων προτιθέαται. Acostumbran a honrar, más que a todos, el día aquel en el que cada uno nació. En ese (día) creen justo prepararse un banquete mayor que los otros (días): en ese (banquete) los afortunados entre ellos (los persas) se preparan un buey, un caballo, un camello y un asno enteros, cocinados en hornos; los pobres entre ellos, en cambio, se preparan animales pequeños de los ganados (ovejas, cabras…).

[2] σίτοισι δὲ ὀλίγοισι χρέωνται, ἐπιφορήμασι δὲ πολλοῖσι καὶ οὐκ ἁλέσι: καὶ διὰ τοῦτο φασὶ Πέρσαι τοὺς Ἕλληνας σιτεομένους πεινῶντας παύεσθαι, ὅτι σφι ἀπὸ δείπνου παραφορέεται οὐδὲν λόγου ἄξιον: εἰ δέ τι παραφέροιτο, ἐσθίοντας ἂν οὐ παύεσθαι. Toman pocos platos (principales) abundantes, pero en cambio muchos acompañamientos, y no amontonados; y por eso dicen los persas que los helenos, cuando comen, acaban hambrientos, porque aparte del plato (principal) no se les ofrece nada digno de mención; pero si se les ofreciese algo (digno) no dejarían de comer.

[3] οἴνῳ δὲ κάρτα προσκέαται, καί σφι οὐκ ἐμέσαι ἔξεστι, οὐκὶ οὐρῆσαι ἀντίον ἄλλου. ταῦτα μέν νυν οὕτω φυλάσσεται, μεθυσκόμενοι δὲ ἐώθασι βουλεύεσθαι τὰ σπουδαιέστατα τῶν πρηγμάτων: Son muy predispuestos al vino, y no les está permitido vomitar ni orinar delante de otra persona. Eso se mantiene también ahora así, y acostumbran a deliberar embriagados los más importantes de sus asuntos.

[4] τὸ δ᾽ ἂν ἅδῃ σφι βουλευομένοισι, τοῦτο τῇ ὑστεραίῃ νήφουσι προτιθεῖ στέγαρχος, ἐν τοῦ ἂν ἐόντες βουλεύωνται, καὶ ἢν μὲν ἅδῃ καὶ νήφουσι, χρέωνται αὐτῷ, ἢν δὲ μὴ ἅδῃ, μετιεῖσι. τὰ δ᾽ ἂν νήφοντες προβουλεύσωνται, μεθυσκόμενοι ἐπιδιαγινώσκουσι. Y lo que les complazca a ellos, los que han deliberado, eso al día siguiente se lo plantea, sobrios, el dueño de la casa,  y si les complace también sobrios, hacen uso de ello, pero si no (les) complace, abandonan. Y lo que, estando sobrios, puedan deliberar, vuelven a tratarlo embriagados.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s