Heródoto. Historias VIII, 87-88

Heródoto (Ἡρόδοτος; 484 a. C.- 425 a. C.)

Texto Perseus. «Durante la batalla de Salamina, Artemisia, perseguida por una nave griega, consigue salvarse y ganar prestigio a ojos de Jerjes.»

[87] κατὰ μὲν δὴ τοὺς ἄλλους οὐκ ἔχω μετεξετέρους εἰπεῖν ἀτρεκέως ὡς ἕκαστοι τῶν βαρβάρων τῶν Ἑλλήνων ἠγωνίζοντο: κατὰ δὲ Ἀρτεμισίην τάδε ἐγένετο, ἀπ᾽ ὧν εὐδοκίμησε μᾶλλον ἔτι παρὰ βασιλέι.

En relación con los demás, de entre unos y otros, no puedo decir con exactitud cómo luchaban todos y cada uno de los bárbaros o de los helenos: pero en relación con Artemisia sucedió lo siguiente, a partir de lo cual ganó en prestigio aún más ante el rey. 

[2] ἐπειδὴ γὰρ ἐς θόρυβον πολλὸν ἀπίκετο τὰ βασιλέος πρήγματα, ἐν τούτῳ τῷ καιρῷ νηῦς Ἀρτεμισίης ἐδιώκετο ὑπὸ νεὸς Ἀττικῆς:

pues cuando los  intereses del rey llegaban a un estado de mucha confusión, en ese momento la nave de Artemisia era perseguida por una nave ática,

καὶ οὐκ ἔχουσα διαφυγεῖν, ἔμπροσθε γὰρ αὐτῆς ἦσαν ἄλλαι νέες φίλιαι, δὲ αὐτῆς πρὸς τῶν πολεμίων μάλιστα ἐτύγχανε ἐοῦσα, ἔδοξέ οἱ τόδε ποιῆσαι, τὸ καὶ συνήνεικε ποιησάσῃ.

y ella no pudiendo escapar, pues delante de ella había otras naves amigas, y la suya accidentalmente se encontraba justo delante de las enemigas, le pareció oportuno hacer lo siguiente, y al hacerlo le salió bien.

διωκομένη γὰρ ὑπὸ τῆς Ἀττικῆς φέρουσα ἐνέβαλε νηὶ φιλίῃ ἀνδρῶν τε Καλυνδέων καὶ αὐτοῦ ἐπιπλέοντος τοῦ Καλυνδέων βασιλέος Δαμασιθύμου.

Perseguida por la nave ática, avanzando, embistió contra una nave amiga, embarcados (en ella) hombres calindeos y el mismo rey de los calindeos, Damasitimo.

[3] εἰ μὲν καί τι νεῖκος πρὸς αὐτὸν ἐγεγόνεε ἔτι περὶ Ἑλλήσποντον ἐόντων, οὐ μέντοι ἔχω γε εἰπεῖν οὔτε εἰ ἐκ προνοίης αὐτὰ ἐποίησε, οὔτε εἰ συνεκύρησε τῶν Καλυνδέων κατὰ τύχην παραπεσοῦσα νηῦς.

Si había habido alguna pelea con él (Damastino), estando aún por el Helesponto, en verdad no puedo decirlo, ni si hizo esto con premeditación, ni si chocó la nave de los calindeos, quedando en su trayectoria παραπεσοῦσα casualmente,

[4] ὡς δὲ ἐνέβαλέ τε καὶ κατέδυσε, εὐτυχίῃ χρησαμένη διπλᾶ ἑωυτὴν ἀγαθὰ ἐργάσατο. τε γὰρ τῆς Ἀττικῆς νεὸς τριήραρχος ὡς εἶδέ μιν ἐμβάλλουσαν νηὶ ἀνδρῶν βαρβάρων, νομίσας τὴν νέα τὴν Ἀρτεμισίης Ἑλληνίδα εἶναι αὐτομολέειν ἐκ τῶν βαρβάρων καὶ αὐτοῖσι ἀμύνειν, ἀποστρέψας πρὸς ἄλλας ἐτράπετο.

Cuando la embistió y la hundió, aprovechándose de una doble buena suerte, obtuvo beneficios para ella misma. Pues el trierarca de la nave ática, cuando la vio embistiendo contra una nave de hombres bárbaros, pensando que la nave de Artemisia o era griega o desertaba de los bárbaros para luchar a su favor (de los griegos), desviándose cambió el rumbo hacia otras.

[88] τοῦτο μὲν τοιοῦτο αὐτῇ συνήνεικε γενέσθαι διαφυγεῖν τε καὶ μὴ ἀπολέσθαι, τοῦτο δὲ συνέβη ὥστε κακὸν ἐργασαμένην ἀπὸ τούτων αὐτὴν μάλιστα εὐδοκιμῆσαι παρὰ Ξέρξῃ.

Esto comportó para ella que sucediese algo así: escapar y no perecer, y se añadió al mismo tiempo lo siguiente: que habiendo provocado un daño, por estos hechos ella ganó aún más prestigio ante Jerjes.

[2] λέγεται γὰρ βασιλέα θηεύμενον μαθεῖν τὴν νέα ἐμβαλοῦσαν, καὶ δή τινα εἰπεῖν τῶν παρεόντωνδέσποτα, ὁρᾷς Ἀρτεμισίην ὡς εὖ ἀγωνίζεται καὶ νέα τῶν πολεμίων κατέδυσε;’ καὶ τὸν ἐπειρέσθαι εἰ ἀληθέως ἐστὶ Ἀρτεμισίης τὸ ἔργον, καὶ τοὺς φάναι, σαφέως τὸ ἐπίσημον τῆς νεὸς ἐπισταμένους: τὴν δὲ διαφθαρεῖσαν ἠπιστέατο εἶναι πολεμίην.

Pues se dice que el rey, que estaba mirando, vio que la nave había embestido, y que alguno de los que estaban a su lado dijo: «Señor, ¿ves a Artemisia, qué bien combate y que ha hundido una nave de los enemigos?» Y que él preguntó si verdaderamente era  de Artemisia la acción, y que ellos (lo) confirmaron, reconociendo con seguridad la enseña de la nave; estaban convencidos de que la (nave) destruida era enemiga.

[3] τά τε γὰρ ἄλλα, ὡς εἴρηται, αὐτῇ συνήνεικε ἐς εὐτυχίην γενόμενα, καὶ τὸ τῶν ἐκ τῆς Καλυνδικῆς νεὸς μηδένα ἀποσωθέντα κατήγορον γενέσθαι. Ξέρξην δὲ εἰπεῖν λέγεται πρὸς τὰ φραζόμεναοἱ μὲν ἄνδρες γεγόνασί μοι γυναῖκες, αἱ δὲ γυναῖκες ἄνδρες.’ ταῦτα μὲν Ξέρξην φασὶ εἰπεῖν.

Según se dice, el resto de sucesos devino para ella en un azar favorable, incluso el que (τὸ μηδένα γενέσθαι.… ) nadie de los de la nave calindea, salvándose, fuese su acusador. Se dice que Jerjes dijo, ante las informaciones: «los hombres se me convierten en mujeres y la mujeres hombres». Dicen que Jerjes dijo esto.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s