Píndaro. Pítica VIII

Píndaro (Πίνδαρος 518 a.C. – 438 a.C.)

Pítica VIII – A Aristómenes de Egina, vencedor en la lucha

σκιᾶς ὄναρ / ἄνθρωπος – Sueño de una sombra es el hombre.

  • Pythian 8 Approaching Pindar’ by William Harris (text, translation, analysis)

ΑΡΙΣΤΟΜΕΝΕΙ ΑΙΓΙΝΗΤΗι ΠΑΛΑΙΣΤΗι – A Aristómenes de Egina, vencedor en la lucha

[στρ. 1]

φιλόφρον Ἡσυχία, Δίκας
μεγιστόπολι θύγατερ,
βουλᾶν τε καὶ πολέμων
ἔχοισα κλαῗδας ὑπερτάτας,
5 Πυθιόνικον τιμὰν Ἀριστομένει δέκευ.
τὺ γὰρ τὸ μαλθακὸν ἔρξαι τε καὶ παθεῖν ὁμῶς
ἐπίστασαι καιρῷ σὺν ἀτρεκεῖ:

Benévola Tranquilidad, engrandecedora de ciudades hija de Justicia, tú que tienes las llaves supremas de consejos y guerras, acepta para Aristomenes el honor por la victoria Pítica. Pues tú sabes inspirar un estado plácido e igualmente aceptarlo con firme oportunidad.

[αντ. 1]

τὺ δ᾽, ὁπόταν τις ἀμείλιχον
καρδίᾳ κότον ἐνελάσῃ,
10 τραχεῖα δυσμενέων
ὑπαντιάξαισα κράτει τιθεῖς
Ὕβριν ἐν ἄντλῳ. τὰν οὐδὲ Πορφυρίων μάθεν
παρ᾽ αἶσαν ἐξερεθίζων: κέρδος δὲ φίλτατον,
ἑκόντος εἴ τις ἐκ δόμων φέροι.

También tú, cuando alguien inyecta rencor implacable en su corazón, áspera, yendo al encuentro del poder de los enemigos pones a Hybris en el desagüe. A ella (Tranquilidad) ni Porfirión entendió que (la) estaba provocando más allá de lo debido. Es muy apreciado el beneficio si alguien lo obtiene de la casa de alguien que lo ofrece voluntariamente.

[επωδή 1]

15 βία δὲ καὶ μεγάλαυχον ἔσφαλεν ἐν χρόνῳ.
Τυφὼς Κίλιξ ἑκατόγκρανος οὔ νιν ἄλυξεν,
οὐδὲ μὰν βασιλεὺς Γιγάντων: δμᾶθεν δὲ κεραυνῷ
τόξοισί τ᾽ Ἀπόλλωνος: ὃς εὐμενεῖ νόῳ
Ξενάρκειον ἔδεκτο Κίρραθεν ἐστεφανωμένον
20 υἱὸν ποίᾳ Παρνασσίδι Δωριεῖ τε κώμῳ.

La violencia incluso al altivo acaba debilitandolo con el tiempo. Tifón de Cilicia, de cien cabezas, no la esquivó, ni tampoco el rey de los Gigantes: fueron sometidos por el rayo y por las flechas de Apolo; quien, con mente benévola acogió al hijo de Jenarco, que venía de Cirra, coronado, con plantas del Parnaso y con el cortejo dórico.

[στρ. 2]

ἔπεσε δ᾽ οὐ Χαρίτων ἑκὰς
δικαιόπολις ἀρεταῖς
κλειναῖσιν Αἰακιδᾶν
θιγοῖσα νᾶσος: τελέαν δ᾽ ἔχει
25 δόξαν ἀπ᾽ ἀρχᾶς. πολλοῖσι μὲν γὰρ ἀείδεται
νικαφόροις ἐν ἀέθλοις θρέψαισα καὶ θοαῖς
ὑπερτάτους ἥρωας ἐν μάχαις:

Cayó no lejos de las Gracias la isla de ciudades justas, conectada con las famosas gestas de los Eácidas: tiene desde su origen una gloria intachable. En verdad es cantada en numerosos certámenes, habiendo criado héroes excelsos en rápidas luchas.

[αντ. 2]

τὰ δὲ καὶ ἀνδράσιν ἐμπρέπει.
εἰμὶ δ᾽ ἄσχολος ἀναθέμεν
30 πᾶσαν μακραγορίαν
λύρᾳ τε καὶ φθέγματι μαλθακῷ,
μὴ κόρος ἐλθὼν κνίσῃ. τὸ δ᾽ ἐν ποσί μοι τράχον
ἴτω τεὸν χρέος, παῖ, νεώτατον καλῶν,
ἐμᾷ ποτανὸν ἀμφὶ μαχανᾷ.

También por sus hombres es famosa. Estoy sin embargo ocupado (No tengo tiempo)  para desarrollar todo un largo relato con lira y blanda voz, no sea que el hastío, llegando, haga daño. Pero lo que corre ante mis pies, tu deuda (la deuda que tengo contigo), que corra alada, la más reciente de tus logros,  en torno a mi arte.

[επωδή 2]

35 παλαισμάτεσσι γὰρ ἰχνεύων ματραδελφεοὺς
Ὀλυμπίᾳ τε Θεόγνητον οὐ κατελέγχεις,
οὐδὲ Κλειτομάχοιο νίκαν Ἰσθμοῖ θρασύγυιον:
αὔξων δὲ πάτραν Μιδυλιδᾶν λόγον φέρεις,
τὸν ὅνπερ ποτ᾽ Ὀϊκλέος παῖς ἐν ἑπταπύλοις ἰδὼν
40 υἱοὺς Θήβαις αἰνίξατο παρμένοντας αἰχμᾷ,

pues en la lucha tras los pasos de tus tíos maternos, en Olimpia no avergüenzas a Teogneto, ni en el Istmo a la victoria de brazos fuertes de Clitómaco; elevando el linaje paterno de los Midílidas, llevas (sobre ti) la palabra / profecía que en otro tiempo el hijo de Oicles al ver en Tebas, la de las Siete Puertas, a los hijos resistiendo con lanza, pronunció enigmático,

[στρ. 3]

ὁπότ᾽ ἀπ᾽ Ἄργεος ἤλυθον
δευτέραν ὁδὸν Ἐπίγονοι.
ὧδ᾽ εἶπε μαρναμένων:
φυᾷ τὸ γενναῖον ἐπιπρέπει
45 ἐκ πατέρων παισὶ λῆμα. θαέομαι σαφὲς
δράκοντα ποικίλον αἰθᾶς Ἀλκμᾶν᾽ ἐπ᾽ ἀσπίδος
νωμῶντα πρῶτον ἐν Κάδμου πύλαις.

cuando de Argos llegaron los Epígonos por segunda vez; así dijo, luchando elllos: «por naturaleza el carácter innato (procedente) de los padres es visible en los hijos. Observo con claridad un dragón jaspeado, a Alcmeón blandiéndolo sobre su escudo, primero en las puertas de Cadmo,

[αντ. 3]

δὲ καμὼν προτέρᾳ πάθᾳ
νῦν ἀρείονος ἐνέχεται
50 ὄρνιχος ἀγγελίᾳ
Ἄδραστος ἥρως: τὸ δὲ οἴκοθεν
ἀντία πράξει. μοῦνος γὰρ ἐκ Δαναῶν στρατοῦ
θανόντος ὀστέα λέξαις υἱοῦ, τύχᾳ θεῶν
ἀφίξεται λαῷ σὺν ἀβλαβεῖ

El que sufrió en el primer esfuerzo ahora se mantiene con el presagio de un ave mejor, el héroe Adrasto; lo de su casa en cambio, hará lo contrario. Él solo, de entre el ejército de los dánaos, recogiendo los huesos de su hijo muerto, partirá, por azar de los dioses, con su gente indemne …

[εποδε 3]

55 Ἄβαντος εὐρυχόρους ἀγυιάς.’ τοιαῦτα μὲν
ἐφθέγξατ᾽ Ἀμφιάρηος. χαίρων δὲ καὶ αὐτὸς
Ἀλκμᾶνα στεφάνοισι βάλλω, ῥαίνω δὲ καὶ ὕμνῳ,
γείτων ὅτι μοι καὶ κτεάνων φύλαξ ἐμῶν
ὑπάντασεν ἰόντι γᾶς ὀμφαλὸν παρ᾽ ἀοίδιμον,
60 μαντευμάτων τ᾽ ἐφάψατο συγγόνοισι τέχναις.

a las espaciosas calles de Abas.» Tales palabras pronunció Anfiarao. Alegre también yo mismo cubro a Alcmeón con coronas, lo rocío con un himno, porque como vecino y guardián de mis posesiones salió a mi encuentro cuando (yo) iba al ombligo de la tierra, celebrado en los cantos, y con técnicas innatas se entregó a los oráculos.

[στρ. 4]
τὺ δ᾽,Ἑκαταβόλε, πάνδοκον
ναὸν εὐκλέα διανέμων
Πυθῶνος ἐν γυάλοις,
τὸ μὲν μέγιστον τόθι χαρμάτων
65 ὤπασας: οἴκοι δὲ πρόσθεν ἁρπαλέαν δόσιν
πενταθλίου σὺν ἑορταῖς ὑμαῖς ἐπάγαγες.
ἄναξ, ἑκόντι δ᾽ εὔχομαι νόῳ

Tú, que hieres de lejos, que riges el renombrado templo común a todos en las grutas de Pitón, concediste allí la mayor de las alegrías: pero en casa antes (en Egina) concediste el premio del pentatlón, que debía ser deseado ardientemente en vuestras fiestas. Soberano, yo (te) suplico con mente favorable … 

[αντ. 4]
κατά τιν᾽ ἁρμονίαν βλέπειν,
ἀμφ᾽ ἕκαστον ὅσα νέομαι.
70 κώμῳ μὲν ἁδυμελεῖ
Δίκα παρέστακε: θεῶν δ᾽ ὄπιν
ἄφθονον αἰτέω, Ξείναρκες, ὑμετέραις τύχαις.
εἰ γάρ τις ἐσλὰ πέπαται μὴ σὺν μακρῷ πόνῳ,
πολλοῖς σοφὸς δοκεῖ πεδ᾽ ἀφρόνων

mirar con una cierta armonía en torno a cada cosa de cuantas emprendo. Junto al desfile de dulce canto se alzó Justicia: pido la mirada de dioses no envidiosos, Jenarques, para vuestro destino. Si alguien consigue cosas valiosas no con gran esfuerzo, aparece para muchos como sabio entre insensatos

[επωδή 4]

75 βίον κορυσσέμεν ὀρθοβούλοισι μαχαναῖς:
τὰ δ᾽ οὐκ ἐπ᾽ ἀνδράσι κεῖται: δαίμων δὲ παρίσχει,
ἄλλοτ᾽ ἄλλον ὕπερθε βάλλων, ἄλλον δ᾽ ὑπὸ χειρῶν
μέτρῳ καταβαίνει. Μεγάροις δ᾽ ἔχεις γέρας,
μυχῷ τ᾽ ἐν Μαραθῶνος, Ἥρας τ᾽ ἀγῶν᾽ ἐπιχώριον
80 νίκαις τρισσαῖς, Ὦριστόμενες, δάμασσας ἔργῳ:

(que) refuerza su vida con recursos bien meditados: tales cosas no residen en los hombres: una divinidad lo concede, unas veces a uno, impulsando(lo) a lo alto, mientras a aquel lo rebaja por debajo de la medida de sus manos. En Mégara tienes un premio, y en el valle de Maratón, oh Aristómenes, y el certamen local de Hera en triple victoria, imponiéndote con tu esfuerzo.

[στρ. 5]

τέτρασι δ᾽ ἔμπετες ὑψόθεν
σωμάτεσσι κακὰ φρονέων,
τοῖς οὔτε νόστος ὁμῶς
ἔπαλπνος ἐν Πυθιάδι κρίθη,
85 οὐδὲ μολόντων πὰρ ματέρ᾽ ἀμφὶ γέλως γλυκὺς
ὦρσεν χάριν: κατὰ λαύρας δ᾽ ἐχθρῶν ἀπάοροι
πτώσσοντι, συμφορᾷ δεδαγμένοι.

Sobre cuatro cuerpos te abalanzaste, planeando males; para ellos no estaba determinado, en los Juegos Pitios, un regreso feliz igualmente (=como el tuyo), ni, al llegar junto a su madre la dulce sonrisa levantó la alegría a su alrededor; por callejones, ocultos a sus enemigos, caminan encogidos, mordidos por la desgracia.

[αντ. 5]

δὲ καλόν τι νέον λαχὼν
ἁβρότατος ἔπι μεγάλας
90 ἐξ ἐλπίδος πέταται
ὑποπτέροις ἀνορέαις, ἔχων
κρέσσονα πλούτου μέριμναν. ἐν δ᾽ ὀλίγῳ βροτῶν
τὸ τερπνὸν αὔξεται: οὕτω δὲ καὶ πίτνει χαμαί,
ἀποτρόπῳ γνώμᾳ σεσεισμένον.

Quien obtiene por azar algún nuevo beneficio, en su ligereza por una gran esperanza vuela con alada energía, con inquietud más fuerte que la riqueza. En breve se eleva el gozo de los hombres; así también cae a tierra, sacudido por designios contrarios.

[επωδή 5]

95 ἐπάμεροι: τί δέ τις; τί δ᾽ οὔ τις; σκιᾶς ὄναρ
ἄνθρωπος. ἀλλ᾽ ὅταν αἴγλα διόσδοτος ἔλθῃ,
λαμπρὸν φέγγος ἔπεστιν ἀνδρῶν καὶ μείλιχος αἰών:
Αἴγινα φίλα μᾶτερ, ἐλευθέρῳ στόλῳ
πόλιν τάνδε κόμιζε Δὶ καὶ κρέοντι σὺν Αἰακῷ
100 Πηλεῖ τε κἀγαθῷ Τελαμῶνι σύν τ᾽ Ἀχιλλεῖ.

¡Seres de un día!, ¿Qué es alguien?, ¿Qué no es alguien? Sueño de una sombra es el hombre. Pero cuando (eventualmente) llega la gloria, don de Zeus, brillante resplandor envuelve a los hombres, y una existencia amable. Egina, amada madre, acompaña a esta ciudad por un rumbo libre, con Zeus y el rey Éaco, con Peleo y el valiente Telamón, y con Aquiles.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s