Jenofonte, Helénicas II 2, 10-13

Jenofonte (Ξενοφῶν – ca. 431 a. C.-354 a. C.)

Helénicas II 2, 10-13 (Perseus). Los atenienses, a pesar de las dificultades, no acaban de rendirse.

[10]  οἱ δ᾽ Ἀθηναῖοι πολιορκούμενοι κατὰ γῆν καὶ κατὰ θάλατταν ἠπόρουν τί χρὴ ποιεῖν, οὔτε νεῶν οὔτε συμμάχων αὐτοῖς ὄντων οὔτε σίτου: ἐνόμιζον δὲ οὐδεμίαν εἶναι σωτηρίανεἰ μὴ παθεῖν οὐ τιμωρούμενοι ἐποίησαν, ἀλλὰ διὰ τὴν ὕβριν ἠδίκουν ἀνθρώπους μικροπολίτας οὐδ᾽ ἐπὶ μιᾷ αἰτίᾳ ἑτέρᾳ ὅτι ἐκείνοις συνεμάχουν. Los atenienses, asediados por tierra y por mar, no sabían qué era conveniente hacer, al no tener ni naves ni aliados no comida: y pensaban que no había ninguna salvación, si no era sufrir lo que (ellos mismos) habían hecho, no castigando justamente, sino que habían cometido injusticias contra hombres de ciudades pequeñas no por ninguna otra causa que porque luchaban conjuntamente con ellos (los espartanos).

[11] διὰ ταῦτα τοὺς ἀτίμους ἐπιτίμους ποιήσαντες ἐκαρτέρουν, καὶ ἀποθνῃσκόντων ἐν τῇ πόλει λιμῷ πολλῶν οὐ διελέγοντο περὶ διαλλαγῆς. ἐπεὶ δὲ παντελῶς ἤδη σῖτος ἐπελελοίπει, ἔπεμψαν πρέσβεις παρ᾽ Ἆγιν, βουλόμενοι σύμμαχοι εἶναι Λακεδαιμονίοις ἔχοντες τὰ τείχη καὶ τὸν Πειραιᾶ, καὶ ἐπὶ τούτοις συνθήκας ποιεῖσθαι. Por eso, devolviendo sus derechos a los (que habían sido) desprovistos (de ellos), resistían y, aun pereciendo en la ciudad muchos por hambre, no había conversaciones acerca de un cambio de situación. Pero cuando ya el trigo se había agotado totalmente, enviaron embajadores ante Agis, queriendo ser aliados de los lacedemonios conservando las murallas y el Pireo, y hacer pactos sobre estas condiciones.

[12] δὲ αὐτοὺς εἰς Λακεδαίμονα ἐκέλευεν ἰέναι: οὐ γὰρ εἶναι κύριος αὐτός. ἐπεὶ δ᾽ ἀπήγγειλαν οἱ πρέσβεις ταῦτα τοῖς Ἀθηναίοις, ἔπεμψαν αὐτοὺς εἰς Λακεδαίμονα. Él (Agis) les ordenó ir a Lacedemonia: pues (decía que) él no era soberano. Y cuando anunciaron los embajadores esto a los atenienses, los enviaron a Lacedemonia.

[13] οἱ δ᾽ ἐπεὶ ἦσαν ἐν Σελλασίᾳ πλησίον τῆς Λακωνικῆς καὶ ἐπύθοντο οἱ ἔφοροι αὐτῶν ἔλεγον, ὄντα οἷάπερ καὶ πρὸς Ἆγιν, αὐτόθεν αὐτοὺς ἐκέλευον ἀπιέναι, καὶ εἴ τι δέονται εἰρήνης, κάλλιον ἥκειν βουλευσαμένους. Cuando ellos estaban en Selasia, junto a Lacedemonia, y supieron los éforos por ellos lo que decían, que era lo mismo que ante Agis, desde allí mismo les ordenaban partir y (les decían que) si necesitaban algo relacionado con una paz, que volviesen habiendo deliberado mejor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s