Jenofonte, Constitución de los lacedemonios VII, 1-6 «Costumbres de los espartanos»

Jenofonte (Ξενοφῶν – ca. 431 a. C.-354 a. C.)

Constitución de los lacedemonios VII, 1 (Perseus) Costumbres de los espartanos

[1] ἐναντία γε μὴν καὶ τάδε τοῖς ἄλλοις Ἕλλησι κατέστησεν Λυκοῦργος ἐν τῇ Σπάρτῃ νόμιμα. ἐν μὲν γὰρ δήπου ταῖς ἄλλαις πόλεσι πάντες χρηματίζονται ὅσον δύνανται: μὲν γὰρ γεωργεῖ, δὲ ναυκληρεῖ, δ᾽ ἐμπορεύεται, οἱ δὲ καὶ ἀπὸ τεχνῶν τρέφονται: También las siguientes normas Licurgo (las) impuso en Esparta, contrarias a los demás helenos. Pues sin duda en las demás ciudades todos se enriquecen cuanto pueden. Uno trabaja la tierra, otro fleta un barco, y otros se alimentan gracias a sus oficios.

[2] ἐν δὲ τῇ Σπάρτῃ Λυκοῦργος τοῖς [μὲν] ἐλευθέροις τῶν μὲν ἀμφὶ χρηματισμὸν ἀπεῖπε μηδενὸς ἅπτεσθαι, ὅσα δὲ ἐλευθερίαν ταῖς πόλεσι παρασκευάζει, ταῦτα ἔταξε μόνα ἔργα αὑτῶν νομίζειν. Pero en Esparta Licurgo a los hombres libres (les) prohibió ocuparse de ninguna de las actividades relacionadas con un beneficio económico, y en cambio cuantas (actividades) procuran libertad a las ciudades, dispuso que (las) considerasen las únicas actividades (propias) de ellos.

[3] καὶ γὰρ δὴ τί πλοῦτος ἐκεῖ γε σπουδαστέος, ἔνθα ἴσα μὲν φέρειν εἰς τὰ ἐπιτήδεια, ὁμοίως δὲ διαιτᾶσθαι τάξας ἐποίησε μὴ ἡδυπαθείας ἕνεκα χρημάτων ὀρέγεσθαι; ἀλλὰ μὴν οὐδ᾽ ἱματίων γε ἕνεκα χρηματιστέον: οὐ γὰρ ἐσθῆτος πολυτελείᾳ ἀλλὰ σώματος εὐεξίᾳ κοσμοῦνται. Y es que ¿qué riqueza ha de ser ansiada allí donde, disponiendo que aportasen lo mismo para lo necesario y que llevasen una misma forma de vida, hizo que no se sintiesen atraídos por el dinero con vistas a una vida cómoda? Pero es que ni por los vestidos había que ganar dinero: pues se adornan no con el lujo de la ropa, sino con una buena forma del cuerpo.

[4] οὐδὲ μὴν τοῦ γε εἰς τοὺς συσκήνους ἕνεκα ἔχειν δαπανᾶν χρήματα ἁθροιστέον, ἐπεὶ τὸ τῷ σώματι πονοῦντα ὠφελεῖν τοὺς συνόντας εὐδοξότερον ἐποίησεν τὸ δαπανῶντα, ἐπιδείξας τὸ μὲν ψυχῆς, τὸ δὲ πλούτου ἔργον. Ni había que acumular dinero a fin de poder gastar con los compañeros de tienda, pues hizo más digno de gloria el ayudar a los compañeros esforzándose con el cuerpo que (el ayudarlos) gastando, mostrando uno como obra del ánimo, el otro (como obra) de la riqueza.

[5] τό γε μὴν ἐξ ἀδίκων χρηματίζεσθαι καὶ ἐν τοῖς τοιούτοις διεκώλυσε. πρῶτον μὲν γὰρ νόμισμα τοιοῦτον κατεστήσατο, δεκάμνων μόνον ἂν εἰς οἰκίαν εἰσελθὸν οὔποτε δεσπότας οὐδὲ οἰκέτας λάθοι: καὶ γὰρ χώρας μεγάλης καὶ ἁμάξης ἀγωγῆς δέοιτ᾽ ἄν. Y en cuanto a enriquecerse a partir de actos injustos, también en tales cosas puso obstáculos. Pues en primer lugar como moneda impuso una tal que, entrando solo  el valor de diez minas a una casa, nunca pasara desapercibido ni al dueño ni a los sirvientes: pues necesitaría de un gran espacio y de un carro portador.

[6] χρυσίον γε μὴν καὶ ἀργύριον ἐρευνᾶται, καὶ ἄν τί που φανῇ, ἔχων ζημιοῦται. τί οὖν ἂν ἐκεῖ χρηματισμὸς σπουδάζοιτο, ἔνθα κτῆσις πλείους λύπας χρῆσις εὐφροσύνας παρέχει; Y el oro y la plata se busca, y en caso de que que aparezca algo en algún sitio, el que lo tiene es castigado. ¿Por qué, pues, habría de ser buscado con afán el enriquecimiento allí donde su  posesión proporciona más penas que alegrías su uso?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s